La frase del día

jueves, 8 de noviembre de 2007

Reflexiones sobre contenidos multimedia y organización en periódicos (3)

Aquí tenemos otro extracto de la presentación de Sarah Schantin-Williams de IFRA Newsplex sobre "Innovation Strategies for an International Broadcaster" durante el Innovation Journalism Seminar que se celebró el pasado mes de julio de 2007 en el European Journalism Center.

La experta aborda temas como el modelo de referencias que explicamos con el modelo de IFRA para alcanzar estados maduros de convergencia en las redacciones y sobre la necesidad urgente de que los periódicos comprendan la utilización de dichas referencias para llevar a sus lectores de una plataforma a otra.

Desde su punto de vista y lejos de la opinión de otros expertos, en organizaciones con excelencia organizativa no se ha detectado la famosa sobrecarga para el periodista a la hora de desarrollar paquetes de contenidos multimediales. Así, iremos mostrado en entregas posteriores cómo hacer contenido multimedial fácil para los periodistas. Hay demasiados mitos alrededor de la convergencia que deben ser desterrados para siempre. Y uno de ellos es, que el periodista es capaz no es capaz de lidiar con tecnologías.

Que le digan a las nuevas generaciones de estudiantes de periodismo si no son capaces de crear un vídeo para YouTube, o un podcast o simplemente un blog como para contar sus historias al mundo. Muchos de ellos son ya expertos en generación de contenidos digitales sin haber llegado a la treintena. Pero cuidado, hay que tener en cuenta no solo las capacidades de generación (basadas en conocimiento y disponibilidad tecnológica) sino también la gestión de dichos contenidos digitales. Y en ese asunto deben prestar atención las redacciones del futuro, porque los futuros periodistas, aunque escasamente reciban estos impactos en las facultades, empiezan a tener incorporado en sus cerebros la "cultura de la convergencia".

Profesionales que trabajarán en redacciones que deben ser rediseñadas. Algo que va mucho más allá de nuevas instalaciones o tecnología de la información. Estamos hablando de redefinir estructuras y procesos internos que llevan implícita la necesidad de un fuerte liderazgo organizacional para involucrar a toda la empresa en asumir el cambio. Esto todavía no se ha entendido y se continúan manteniendo estructuras paralelas, con solapamientos de tareas e ineficiencias de todo tipo y altísimos costes con un enfoque a un producto concreto.