La frase del día

martes, 17 de febrero de 2009

Yo tuiteo, tu tuiteas... Twitter para periodistas: ¿Qué aporta esto?

Me he permitido un par de días para probar Twitter y tratar de detectar aplicaciones reales para el desempeño del periodismo. Leo por todos los sitios las bondades de esta plataforma social de comunicación instantánea que permite saber sobre lo que todo el mundo “está haciendo”...

Como en otras muchas plataformas sociales abunda, por qué no decirlo, la basura electrónica, con irrelevancias del tipo “me levanté cabreado/a hoy…” o autopromociones de usuarios que rozan lo patético. 140 caracteres pueden dar para muchas tonterías o para ayudar hasta cierto punto en el trabajo de los periodistas. Aquí van mis aportaciones a la espera que cualquiera de los lectores pueda enriquecerlas con sus comentarios.

Gestión de fuentes y contactos
Twitter permite de forma sencilla “seguir” las aportaciones de los miembros de cada grupo. Puedes buscar por horas y seguro que das con algo interesante. Simplemente piensa en esas cuestiones que te interesan como periodista. Es evidente que Twitter abre un campo de posibilidades infinitas para contactar con expertos de cualquier asunto (ahora puedo seguir a Pogue, mi maquero preferido) o promocionarte como periodista interactuando con tus lectores al minuto. Al mismo tiempo, permite estar en contacto con otros profesionales de forma inmediata o con testigos de hechos noticiosos que realizan sus aportaciones desde el lugar de los hechos. Aportaciones en forma de fotos o vídeos con sus móviles o detalles que pueden ampliar, matizar o cuestionar detalles de una noticia cubierta por los grandes medios.

En este punto, debe alertarse de cierta debilidad de la herramienta porque permite sin demasiados problemas a un usuario registrado generar rumores, “filtrar” intencionadamente cualquier información interesada desde grupos de presión (políticos o empresariales); generar enlaces a blogs o webs de dudosa credibilidad o de simple propaganda. Por lo que se recomienda su consumo con precaución para interactuar con las fuentes de una forma profesional.

Paraíso para el cotilleo
Parece ser, que los famosos están en Twitter. Desde Obama a Britney Spears pasando por Lance Armstrong, quien comunicaba recientemente en Twitter el robo de una bicicleta única y por la que ofrecía una recompensa (una información de la que se hizo eco ABC en España). El “gossip” está servido en Twitter y si el periodista especializado en estos asuntos dispone del tiempo suficiente para investigar puede seguir a “personalidades” que pueden ofrecerle pistas para construir nuevas historias.

Flexibilidad para la cobertura
El hecho de que Twitter permite realizar búsquedas por cadena de texto a sus usuarios, permite al periodista (que esté al tanto de lo que está ocurriendo en ese momento vía agencia, por ejemplo), acceder a grupos que previsiblemente ya se han movilizado en relación al evento. Un ejemplo evidente fue la movilización de grupos cuando sucedieron los atentados de Mumbai o el accidente del avión en el río Hudson. Otra aplicación que he visto es la posibilidad de cubrir eventos como congresos, exposiciones, seminarios, etc., en directo aportando pequeños “leads” sobre el asunto o enlaces a otros sitios en Internet.

Adelantar los titulares
Múltiples periódicos se dedican a adelantar los enlaces con los contenidos que generan tráfico a su sitio web. Pero no están explorando estrategias de marketing como por ejemplo, proponer suscripciones a precio competitivo enlazando con su sitio web o adelantos de contenidos para la versión impresa del próximo día que inviten al consumo del periódico en versión papel. He visto por ejemplo, como empresas como Apple están usando Twitter para ir comunicando sus lanzamientos de nuevos productos. Esta misma técnica podría ser explotada por los departamentos de marketing editorial de los periódicos para fomentar el consumo de información Cross Media y reforzar la marca en diferentes medios offline y online.

Generar comunidad alrededor de tu periódico web y papel
La clave aquí, sería explotar Twitter para generar comunidad alrededor del periódico, abriendo una vía de interacción hasta ahora impensable con el trabajo que desarrollan los periodistas. Esto se podría hacer gracias a Twitterfeed, que permite llevar un blog o cualquier feed RSS o Atom de tu periódico en Internet) a sitios como Twitter. La idea es que se podría obtener feedback sobre calidad periodística y aportaciones de usuarios que han podido compartir el hecho noticioso con el periodista con sus dispositivos móviles. Toda la información recogida podría enriquecer versiones en línea de la información y podrían aparecer los mejores Twitter en la versión impresa, llevando lectores al papel de nuevo.

Espero vuestras ideas. :-)