La frase del día

jueves, 13 de mayo de 2010

iPad, ¿tan bueno para la industria de la Prensa? Tal vez.

Es conocido que Apple utiliza tecnología DRM (Digital Rights Management) de dos maneras fundamentalmente. Por un lado, todos los contenidos comerciales de iTunes Store (excepto la música) disponen de DRM.

Quitar el DRM (anunciado en la Macworld Expo de agosto de 2009) de la música no fue gratis o una cortesía de Apple en absoluto o una rebeldía frente a la industria discográfica. Fue a costa de un precio (unos centavos) aplicado por actualizar todas las canciones compradas por el usuario en Biblioteca>Música de su iTunes  (fue el servicio iTunes Plus). En pocas palabras, el usuario tuvo que pagar "el rescate" (a las discográficasy a Apple) por comprar la libertad de usar como quería una música por la que ya había pagado. ¿Paradójico, no?

Por otro lado, películas, shows de TV, audiobooks no se pueden compartir a voluntad del usuario y están limitados a ser reproducidos o transferido en un limitado número de ordenadores y siempre a través del "ecosistema" creado y controlado por Apple (Proveedores de contenidos+iTunes+iPhone, iPods o iPads ya sea en Macs o PC). Apple siempre alude a la "seguridad" de sus dispositivos, y yo siempre aludo a la obsesión de control y por saber cuanto más, mejor de los usuarios.

Big brother is watching you
Todas las aplicaciones que se ofrecen en iTunes Store deben ser aprobadas por Apple, lo que supone un control sin precedentes de los contenidos sobre dispositivos de uso general como es un iPod, iPhone o ahora un iPad. Así de simple.

Haciendo uso de esta tecnología, Apple también puede enviar de forma unilateral actualizaciones de aplicaciones, servicios (o bloqueo de servicios) o contenidos (o bloqueo de contenidos) a cualquier dispositivo a través de conexión inalámbrica (3G).

El nuevo dueño del (único) quiosco: Apple.
Las dos prácticas citadas se basan en el uso de la intrusiva tecnología DRM. Control social y monitorización de usos y comportaimentos de usuarios subyacen al uso de DRM.
La conclusión es que cuando se ponga en marcha (más pronto que tarde, ya verán) el área de iTunes Store que facilite la comercialización de periódicos y revistas para iPad cada editor dependerá del permiso del único quiosquero, Apple.

Permiso y condiciones para vender: ¿un importe por ejemplar vendido?, ¿un 70% para el editor-30% para Apple? (como hoy son vendidas las aplicaciones en App Store).

De nuevo,  el editor quedará sometido a las condiciones unilaterales de comercialización del nuevo dueño del quiosco y del dispositivo. ¿Dónde estarán los límites de Apple de conceder o no licencia para vender mi periódico o revista "alternativa" o de contenidos para adultos, etc., desde iTunes Store? Seguro que veremos polémicas como ya se ha visto con la censura aplicada a determinadas aplicaciones del App Store de Apple.

Además, como el resto de las aplicaciones de App Store, el editor estará sometido al criterio unilateral de Apple para vender o no su periódico o revista e incluso sobre la disponibilidad de los contenidos publicados si estos pudiesen afectar a los intereses de Apple.

Necesidad de alternativas
Por el bien de la industria y la libertad de expresión, esperemos que pronto surjan alternativas (cuantas más mejor) a la dichosa tableta, con opciones de contenidos sin DRM, con opciones para visualizar PDF y Flash y que aparezcan nuevos quioscos donde comprar a voluntad y sin ser constantemente auditado.

Con Apple, no nos enfrentamos solo a un cautiverio tecnológico evidente eso sí muy "cool" (y soy usuario de Apple desde hace muchos años y me encanta), sino a una evidente práctica monopolística en la comercialización de contenidos (un solo punto de venta).

El peligro puede ser que para acceder a una publicación concreta debas comprarte un dispositivo concreto dependiendo de los acuerdos a los que ha llegado el editor con un proveedor (ya sea Apple, Amazon, Sony o quien sea que aparezca en la fiesta próximamente como intermediario).

La batalla por los contenidos
Con Adobe Creative Suite 5 se puede desde una maqueta de InDesign crear una versión interactiva (navegación, audios, vídeos, etc.) de forma rápida, sencilla y con resultados formidables. El caso es que permite exportar en el formato "PDF interactivo" y en SWF (Flash) las páginas enriquecidas con multimedia. Esto permite ver en múltiples dispositivos estas revistas o periódicos interactivos. Menos en el iPad. De hecho, de serie solo es capaz de mostrar archivos en formato EPUB pero no PDF (la única opción hoy es usar una aplicación llamada Cloudreaders). ¿Casualidad? No, por supuesto.  Permítanme explicar parte de la batalla por los contenidos entre Apple y Adobe.

Si se facilita a los usuarios el acceso desde iPad a contenidos en Adobe PDF interactivo o SWF (que tampoco funciona en iPad) la fiesta de vender en exclusiva revistas y periódicos desde iTunes Store puede terminarse de forma inmediata para Apple.

Piensen: Si un editor tiene el software necesario (CS5 y sistemas editoriales) y los especialistas para crear las versiones PDF enriquecido de su diario o revista (maquetistas, diseñadores y periodistas)... Tiene el control total para producirlo, distribuirlo, política de precios, etc., etc., sin depender de Apple, ni de un dispositivo concreto. De hecho, incrementaría su difusión y con ello beneficios.

Pero me temo que Apple hará todo lo que esté en su mano para evitarlo.

1) A Apple no le interesa que puedas generar versiones interactivas de tu revista o periódico directamente desde CS5 en PDF interactivo, quieren que se desarrollen "apps ad hoc" (iPhone Developer Program que solo funciona en Macs por cierto) y que se establezcan relaciones comerciales exclusivas entre editores y Apple usando iTunes App Store como quiosco.

2) A los editores no les interesa gastarse fortunas en crear apps para la versión iPad de su periódico o revista. Teniendo en cuenta que es un esfuerzo diario y lleno de incógnitas en su retorno de la inversión. Para ellos es más lógico usar lo que ya tienen. CS5 y formatos estandar de facto como PDF + interactividad. Con poca inversión pueden ofrecer unas nuevas versiones digitales muy interesantes a servicios agregadores que desarrollan aplicaciones para el iPad. Como ejemplo echen un vistazo a PressReader, una aplicación de suscripción a periódicos para iPad de la empresa Press Display que facilita el acceso a más de 1400 periódicos, en 82 países y en 39 idiomas... Imprescindible.